BIÓSFERAS

La naturaleza y las personas deben prosperar juntas.

Las reservas de biósfera de la UNESCO son un campo de experimentación y un territorio modélico: un escenario natural donde se pretende gestionar los ecosistemas, de una manera sostenible y creativa, en beneficio de las generaciones futuras.

Su verdadero papel es descubrir el conocimiento que esos ecosistemas heredan de sus viejos pobladores, utilizarlo inteligentemente y adaptarlo de cara a las nuevas necesidades.

Actualmente existen algo más de 170 reservas de biósfera en unos 130 países. Amalgaman paisajes naturales, tradiciones culturales, diversidad biológica y actividad humana. Bien gestionadas, representan una oportunidad única para el desarrollo de nuevas formas de turismo, la creación de empleo, la generación de ingresos y el fortalecimiento de identidades, entre otros beneficios.

RESERVA DE BIÓSFERA
BAÑADOS DEL ESTE

Ubicada en la región sureste del país, la reserva de biósfera Bañados del Este comprende un millón 250 mil hectáreas en los departamentos de Rocha, Treinta y Tres, Maldonado y Cerro Largo. Fue designada originalmente por el Programa sobre el Hombre y la Biósfera de la UNESCO en 1976 y redefinida en 2004.

Coordenadas

0 º
0 'S
0 º
0 0 'O

Coordenadas

0 º
0 'S
0 º
0 0 'O

Abarca bañados, lagunas y costa atlántica, y constituye un ejemplo de humedal sudamericano de importancia internacional. Sus bañados son hogar de una alta diversidad de especies, incluyendo aves migratorias y especies amenazadas. Valores históricos y arqueológicos redondean la importancia de este ecosistema que comprende zonas de sierras, colinas, lomadas y tierras bajas inundables, así como una cadena de lagunas, dunas y playas.

Bañados del Este constituye también una gran reserva genética de reptiles, anfibios, mamíferos y aves. Alberga también la mayor población de palmeras butiá (Butia capitata) del mundo, que ocupa unas 70 mil hectáreas.

La diversidad productiva es otro rasgo distintivo de este paisaje: desde la ganadería extensiva e intensiva tradicional hasta el cultivo del arroz, pasando por la forestación y la pesca artesanal, sin olvidar múltiples modalidades de turismo.

RESERVA DE BIÓSFERA BIOMA PAMPA-QUEBRADAS DEL NORTE

La pampa y los bosques de quebradas dan nombre a esta reserva ubicada al norte del Uruguay, en el departamento de Rivera. Abarca algo más de 110 hectáreas, comprende un abanico variado de ecosistemas, y es una de las pocas en el mundo que tiene a los pastizales naturales entre sus objetivos de conservación.

Coordenadas

0 º
0 0 '
0 ''S
0 º
0 '
0 0 ''O

Coordenadas

0 º
0 0 '
0 ''S
0 º
0 '
0 0 ''O

La diversidad biológica caracteriza a esta reserva que oficia de corredor natural para el ingreso de especies de origen subtropical al Uruguay. Anfibios y reptiles raros en el país forman parte de la fauna, y el monte primario de quebrada, con su estructura de tipo selvática-sutropical da la nota en el paisaje.

Pastizales invernales y matorrales arbustivos son el tipo de vegetación predominante, pero la lista incluye 80 especies leñosas y 185 herbáceas.

El Paisaje Protegido Valle del Lunarejo es el hábitat de 22 especies de anfibios, 41 especies de reptiles, 173 especies de aves y 31 especies de mamíferos. El coatí, el tatú cerreta y la víbora cascabel sudamericana se cuentan entre las especies prioritarias para la conservación que vien allí.

El territorio de esta reserva es también una cuenca hidrológica de vital importancia: presenta zonas de descarga del acuífero guaraní, la segunda reserva de agua dulce del planta y la más importante del continente americano.

Historia, tradiciones y oficios se amalgaman en el rico patrimonio cultural de la reserva, que comprende símbolos materiales e inmateriales del legado indígena; estancias, cementerios y otras construcciones que testimonian formas de vida del Uruguay rural, post-colonial y criollo; campos de batalla en los que se libraron las últimas luchas revolucionarias, así como fiestas y otros hábitos asociados a la culturas gaucha y de frontera.